“Guía rápida” para empezar con el método (IV)

Y cuando cumplimos un mes acompañándoos en esta aventura, os traemos la última de nuestras infografías de esta serie que ha compuesto la “guía rápida” para empezar el método. Si habéis llegado hasta esta cuarta entrada, entendemos que es porque os está resultando interesante y útil, o al menos eso esperamos.

A continuación, detallamos lo que se puede llamar “rutina sencilla”, que es la que solemos hacer cuando tenemos poco tiempo y nuestro pelo necesita algo más que el refrescado. El paso importante, por supuesto, sigue siendo el acondicionado aplicando la técnica de STC (Squish to Condish), que, aunque sólo sea durante unos pocos minutos, siempre hay que hacer en cada lavado. Cuando la prisa apremia, no podemos hacer la hidratación profunda, ya que es un paso que requiere bastante tiempo. En cualquier caso, el verano no es la mejor época para saltarse dicho paso, ya que el sol, el calor y el agua de piscinas o playa hacen que nuestro cabello rizado, de por sí seco, se deshidrate aún más. Por tanto, esta “rutina sencilla” la deberíamos emplear cuando notemos que nuestro pelo tiene suficiente hidratación.

Deja un comentario

Carrito de compra
Ir arriba